lunes, 6 de octubre de 2008

Exposición Adolescencia Tardía

UNIVERSIDAD CATOLICA DE COSTA RICA
ANSELMO LLORENTE Y LA FUENTE







ORIENTACIÓN EDUCATIVA
ORIENTACION DEL ADOLESCENTE





ETAPA ADOLESCENCIA TARDÍA



ESTUDIANTES
BEATRIZ LORIA M.
JOHANNA VARGAS
MARVIN
ZEIDY S. BARRANTES C.



PROFESORA
NANCY CASTRO HERNANDEZ



SEDE CENTRAL, MORAVIA 2008

Adolescencia Tardía

Objetivos

ü Facilitar información sobre la etapa de la adolescencia tardía.
ü Identificar características de la etapa adolescencia tardía.
ü Conocer las etapas de la adolescencia tardía.

Según Papalia, D. (2001:600), “la adolescencia es la transición en el desarrollo entre la niñez y la edad adulta, que implica importantes cambios físicos, cognoscitivos y psicosociales”.
Con la descripción anterior, se puede concluir que la adolescencia es el período de vida que inicia al finalizar la niñez y que termina al comenzar la vida adulta, la que presenta diversos cambios significativos, tanto de manera física como psicológico.
La Ley de la Juventud en su capítulo l, artículo 3º entiende por juventud "a la persona entre 14 y 26 años de edad", sin embargo, en nuestro país, la adolescencia termina a los 18 años, edad en que el individuo es mayor de edad y por lo tanto se le considera adulto.
La adolescencia es un período primordialmente de duelos. Se produce la pérdida del cuerpo infantil, de los roles infantiles y de la identidad. Durante esta etapa el adolescente lucha por la construcción de su realidad psíquica, por la reconstrucción de sus vínculos con el mundo exterior, y por su identidad.
Ahora bien, no es sencillo determinar con precisión el tiempo o edad específica en la cual se desarrolla la etapa de la adolescencia, ha podido establecerse que se extiende desde los 10 a los 20 años de edad. A su vez, puede subdividirse en tres etapas: Temprana: desde los 10 a los 13 años; Media: desde los 14 a los 17 años y una etapa Tardía a partir de los 18 años.





Adolescencia Tardía

Algunas bibliografías señalan distintas edades para ubicar esta etapa, en algunas literaturas la adolescencia tardía comprende desde los 16 a los 19 años de edad, sin embargo, en otras, dicha etapa se extiende desde los 18 a los 28 años de edad o de los 18 a 20 años de edad.
Por lo anterior, se puede afirmar, que se deja de ser adolescente cuando se asumen responsabilidades del adulto, tales como maternidad, vida laboral activa, entre otros.
La adolescencia tardía es una fase de consolidación que establece la unificación final del Yo y preserva la continuidad dentro de él. Esto marca el fin de la crisis de identidad porque la personalidad está más estable, e incorpora aspectos que son ahora evaluados objetivamente y no omnipotentemente.
En la adolescencia tardía, surgen relaciones interpersonales estables, con aproximación física y, a veces, contacto sexual. En el plano psicológico, existe en esta fase una mayor capacidad de compromiso, por la madurez adquirida. Otro logro paralelo es el de la identidad, que implica una auto-imagen estable.
En ambos sexos el desarrollo puberal alcanza las características del adulto. Se logra un mejor control de los impulsos y los cambios emocionales son menos intensos. El adolescente establece una identidad personal y social que pone fin a la etapa. Los retos que debe afrontar el adolescente son los siguientes:
ü Adaptación a los cambios anatómicos y fisiológicos.
ü Integración de la madurez sexual al modelo personal de comportamiento.
ü Separación del tutelaje familiar.
En el plano cognitivo, la capacidad de abstraer permite planificar el futuro y preocuparse por el estudio, el trabajo y la vida en pareja, entre otras cosas. La elección de la profesión, es consecuencia de la pregunta "¿Hacia donde voy?" y tienen que lidiar con la influencia de sus compañeros, padres, profesores y sus propios deseos, para decidir su vocación. La relación con la familia a veces vuelve a ser importante, con una visión menos crítica y una actitud menos beligerante hacia los padres. Esto, porque sienten que deben prepararse para ser adultos. (www.padresok.com).

Experiencias psicológicas en la adolescencia tardía

Al llegar a la adolescencia tardía, se evidencian una serie de experiencias psicológicas que interrumpen dicha etapa (www.onusida.org):

ü Adolescencia amputada: es el caso de los adolescentes que por falta de oportunidades educativas y de desarrollo personal, han visto anuladas sus posibilidades de vivenciar una adolescencia donde sus padres corren con las responsabilidades de educación y demás recursos económicos, por lo que deben de trabajar para lograr su supervivencia.

ü Adolescencia en condensación simbólica: se manifiesta en comportamientos a través de los cuáles se deja de ser joven para ingresar súbita y bruscamente en el mundo del adulto, debiendo asumir las actitudes, comportamientos y prácticas de de los mismos, por ejemplo, el padre que lleva a su hijo a vivenciar su primera experiencia sexual.

ü Adolescencia exhuberante: el adolescente actúa según el conflicto que atraviesa por su mente, involucre estos, pensamientos, moda, expresiones o comportamientos. Los mismos son notorios en su manera de hablar, actuar, vestir y por su comportamiento rebelde.

ü Adolescencia abortada: se da por la resistencia del joven a dejar ser niño, por lo que sus relaciones no son objetivas ni duraderas.

Las experiencias anteriores, muestran los principales retos para ese momento, los cuáles son lograr una identidad personal, aumentar la capacidad de intimidad afectiva con las otras personas, conseguir una separación de las figuras parentales, iniciar la adquisición de responsabilidades pertenecientes a los adultos. Todo ello, sin embargo, puede conducir a incremento en los estados de depresión/tristeza, tendencias suicidas o trastornos emocionales derivados de las necesidades de independencia y de la toma de responsabilidades de la vida adulta.
Conflictos psíquicos en la adolescencia tardía

Entre los conflictos psíquicos que el adolescente tardío debe enfrentar se encuentran (www.negligencias.blogspot.com):

ü Discriminación entre “quiénes son los padres” y “quién soy yo”: alejamiento de la autoridad de los padres, que se da no tanto como lucha generacional, sino como delimitación de subjetividades.
ü Deseo de establecimiento de vivienda independiente.
ü Deseo de independencia económica.
ü Deseo de constituir una pareja estable.
ü Logro de la orientación vocacional y/o laboral.

Relación adolescente tardío-familia

La adolescencia de un miembro de la familia, es considerada una crisis familiar normativa o ligada al ciclo vital de esta. El ambiente familiar dotado de afecto, propicia seguridad y confianza básica. Son los padres los mediadores del proceso educativo, de ahí la importancia de prepararlos para desempeñar este importante papel, justo en las condiciones turbulentas, cambiantes y contradictorias que se dan en la adolescencia.
Es aquí donde los padres toman conciencia de su nueva situación manteniendo una actitud comprensiva, comunicativa y amorosa. Esta etapa puede ser una experiencia enriquecedora para toda la familia.

Educación sexual en la adolescencia tardía

La educación sexual va dirigida, a capacitar al adolescente para que a través de las relaciones con el otro sexo, pueda disfrutar de los más elevados valores humanos. La sexualidad debe ser asumida con satisfacción, madurez y responsabilidad, y de ninguna manera debe ser fuente de displacer, temores o frustraciones de expectativas. (Morales, F. 1999).
El afán de ser adultos y el deseo de experimentar la capacidad reproductiva, conduce al adolescente a incursionar con descuido en el mundo de la sexualidad, trayendo consecuencias negativas como el embarazo en la adolescencia, el aborto y las enfermedades de transmisión sexual, que suscitan mayores preocupaciones.
En 1996 el convenio Minsalud / OPS / Health Canadá, para la implementación del sistema de vigilancia de comportamientos, aplicó el cuestionario confidencial sobre vida sexual activa, entre estudiantes de 10° y 11° grado de colegios oficiales, en las ciudades de Barranquilla, Pereira y Santafé de Bogotá, los cuáles tenían edades entre los 15 y 24 años de edad.
Al realizar el estudio se obtuvo las edades más comunes en que los adolescentes inician su actividad sexual, la que data a partir de los 15 años de edad, de los cuáles el 55.2% son hombres y el 44.2% mujeres.
Con las cifras anteriores, es sencillo apreciar que los adolescentes están entrando a muy corta edad a etapas meramente pertenecientes a la vida adulta, lo que indica que hoy en día los adolescentes ingresan más rápido a la etapa de la adultez tardía.

Desarrollo intelectual

Según Morales, F (1999), “durante la adolescencia no se producen cambios radicales en las funciones intelectuales, sino que la capacidad para entender problemas complejos se desarrolla gradualmente”.
Para el psicólogo francés Jean Piaget, citado por Papalia D, (1999) determinó que la adolescencia, es el inicio de la etapa del pensamiento de las operaciones formales, que puede definirse como el pensamiento que implica una lógica deductiva. Piaget asumió que esta etapa ocurría en los individuos sin tener en cuenta las experiencias educacionales o ambientales de cada uno. Sin embargo, los datos, de las investigaciones posteriores no apoyan esta hipótesis y muestran que la capacidad de los adolescentes para resolver problemas complejos está en función del aprendizaje acumulado y de la educación recibida.



Desarrollo emocional

La adolescencia es un período de estrés emocional producido por los cambios psicológicos importantes y rápidos que se producen en la pubertad.
El objetivo psicosocial del adolescente es la evolución desde una persona dependiente hasta otra independiente, cuya identidad le permita relacionarse con otros de un modo autónomo. La aparición de problemas emocionales es muy frecuente entre los adolescentes. (Morales, F 1999)

Conclusiones o discusión referente a los objetivos

La adolescencia es una etapa donde ocurren alteraciones fisiológicas, psicológicas y sociológicas, que tienen su influencia en el desarrollo de la personalidad; por lo cuál se hace necesario el conocimiento de sus características a fin de evitar o minimizar las consecuencias negativas que pueden producirse debido a una inadecuada satisfacción de las nuevas expectativas que surgen en esta etapa.
Es una tarea de toda la sociedad, y en particular de la familia como núcleo social, asegurar que los adolescentes reciban una adecuada orientación y preparación para futuros eventos tales como la vida familiar, la paternidad y las relaciones coitales de manera satisfactorias y responsables, de modo que sea posible atravesar esta importante etapa de la vida de forma óptima y enriquecedora para el propio adolescente y su familia



Referencias bibliográficas

Papalia, D. E y otros. (1999). Psicología del desarrollo. México. Editorial Mc Graw Hill.

Morales, F. (1999). Psicología de la Salud, conceptos básicos y proyecciones de trabajo. La Habana. Editorial Científico Técnica.

Información recuperada el 16/09/08 de:

www.padresok.com.
www.onusida.org
www.negligencias.blogspot.com